suelo vinílico cocina

Suelo vinílico cocina

El suelo vinílico de cocina es una elección excelente para este espacio que consideramos el corazón del hogar. 

Independientemente del tamaño del ambiente o del estilo que queramos conseguir, los suelos vinílicos son perfectamente adecuados para su uso en la cocina. 

Las cocinas con suelo vinílico se adaptan a una gran variedad de diseños y añaden un alto valor estético al conjunto del espacio, convirtiéndose en vinilos decorativos del suelo de la cocina

Siendo la cocina, en muchas ocasiones, el lugar de punto de reunión de los hogares y/o de los espacios comerciales, poner suelo vinílico en cocina con muebles se convierte en una opción magnífica, ya que aúna funcionalidad y estética.

Características del suelo vinílico para cocina

El suelo vinílico para cocina ofrece el mismo estilo y diseño fantásticos que cualquier otro pavimento, pero con la ventaja de proporcionar una instalación sencilla, una larga durabilidad y un fácil mantenimiento.

Los suelos de vinilo se consideran materiales muy duraderos, lo que los convierte en una gran elección para el suelo de la cocina. Gracias a su robustez soporta bien el ajetreo del día a día, y aguanta bien el paso del tiempo, haciendo que el desgaste sea mínimo durante los años.

Uno de los mayores atractivos de los suelos de vinilo cocina es la resistencia a las manchas y a derrames de líquidos ocasionales. Estos elementos convierten a las cocinas con suelos vinílicos en un espacio limpio, funcional y atractivo.

Siendo fácil de limpiar, fácil de parchear si una mancha se daña, y cómodo bajo los pies. Como hemos mencionado antes, el suelo vinílico es fácil de mantener limpio. Debido a que es resistente al agua, no hay preocupación de usar agua sobre la superficie, así la limpieza se convierte en una tarea sencilla usando una fregona o mopa de vapor.

Cuando estamos en la cocina, solemos estar de pie durante largos periodos de tiempo mientras cocinamos deliciosos platos. Por lo tanto, lo ideal es tener un suelo vinílico cocina suave al tacto para que nos proporcione esa comodidad que buscamos.

Además, gracias a su capa protectora, los objetos son menos propensos a romperse si alguna vez se nos caen. En cuanto a su diseño, antiguamente se consideraba un pavimento poco elegante, sin embargo, gracias a las tecnologías modernas actuales existe una gama amplia de diseños y acabados.

Los suelos de vinilo son perfectamente adecuados para su uso en una cocina, ya que suelen ser antideslizantes, impermeables, resistentes al desgaste, fáciles de cortar y colocar alrededor de los muebles existentes y, sobre todo, están disponibles en una enorme gama de colores, estilos, acabados y texturas.

amb SARRION LT 002 LT 003 1024x768 - Suelo vinílico cocina

Cocinas con suelo vinílico

Las cocinas con suelos vinílicos están llenas de estética y de diseño. El suelo vinílico promociona un aire cálido y hogareño a las cocinas, gracias a sus propiedades técnicas del vinilo y las capas  que la componen.

SARRION LT 002 61x93 1 - Suelo vinílico cocina

¿Cómo poner vinilo en el suelo de la cocina?

Colocar suelo de vinilo en cocina se convierte en una tarea fácil y rápida gracias al sistema de instalación click con el que conseguimos mayor aislamiento frente al suelo vinilo adhesivo en cocina que transmitirá una sensación más fría.

Para una correcta instalación hay que tener en cuenta el sitio de colocación, ya que debe ser una superficie plana. Sin embargo, no hay otros requerimientos, ya que colocar suelo de vinilo en cocina es sencillo y rápido.

Con el objetivo de conseguir que el resultado final sea el deseado y el adecuado para el tipo de espacio en el que lo vamos a instalar, es necesario que sigamos los siguientes pasos.

 

Pasos para poner el suelo vinílico en la cocina

  1. 1. En primer lugar, es importante colocar el FOAM, es decir la espuma nivelante, y cuidadosamente extender el rollo de espuma adhiriéndose poco a poco con la cinta adhesiva que lleva de sujeción. 
  2. 2. En segundo lugar, se coloca la primera pieza dejando un espacio de aproximadamente 0,5 cm de la pared para evitar problemas en las posibles dilataciones futuras. 
  3. 3. Seguidamente, se unen las piezas asegurándonos de oír el sonido del “click” para que la unión sea perfecta y sin separación.
  4. 4. Tras ello, colocamos todas las piezas poco a poco siguiendo estos pasos y cuando hayamos colocado unos 40 metros en total, deberemos realizar una junta de dilatación. Esto es un elemento necesario, ya que permite los movimientos relativos entre dos piezas. 
  5. 5. Y, finalmente, una vez colocado la totalidad del pavimento, aplicamos una cola sellante para proceder con la colocación del rodapié. 

 

Para conocer en detalle la forma de colocar el suelo vinílico consulta nuestra página web en la que encontrarás unos vídeos explicativos que te ayudarán a instalar el suelo vinílico paso a paso.